click to generate your own textclick to generate your own textclick to generate your own textclick to generate your own textclick to generate your own textclick to generate your own textclick to generate your own text Rouge .... fleurs et fruits


La tierra es insultada y ofrece las flores como respuesta.


Music


  Startseite
    - LEGUMBRES
    -GRAMINEAS
    -FRUTOS-SECOS
    -CEREALES
    -LEGUMINOSAS
    - ÁRBOLES EXÓTICOS
    -ÁRBOLES RAROS
    -CACTUS
    -DRUPAS
    -ARBUSTOS
    -FRUTOS-TROPICALES
    -ESPECIAS
    -ACEITES
    -FRUTAS
    -ÁRBOLES EMBLEMÁTICOS
    -BULBOS
    -LEGUMBRES
    -VERDURAS
    -HORTALIZAS
    -TUBÉRCULOS
    -BAYAS
  Über...
  Archiv
  Abonnieren
 


 
Freunde
   
    bieletext24

    manadan
   
    oracionyvida

   
    artemisa

   
    adelfa

    - mehr Freunde


Links
   


Free Blooming Red Rose MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com


http://myblog.de/gricele

Gratis bloggen bei
myblog.de





 
-CACTUS

EL DELICIOSO HIGO CHUMBO

 

Mapa de México

El origen del higo chumbo se encuentra en Centroamérica, concretamente en México, donde hace más de 9.000 años ya era consumido por sus habitantes, como puso de manifiesto Callen en 1995 tras estudiar restos humanos y semillas de higos con esa antigüedad.

Tras los estudios de restos humanos y semillas de las tunas, realizados por el investigador Calle en 1995, se puede afirmar que nuestro popular higo chumbo ha cumplido ya los 9000 años. También se sabe que antiguas culturas valoraban las propiedades medicinales de esta fruta silvestre que era capaz de bajar la fiebre con tan sólo tomar su jugo y de calmar dolores de muelas e inflamaciones aplicando sus pencas asadas. 

Aquí, por nuestra cuenca mediterránea, aparece procedente de México, como uno de los primeros productos traídos desde el Nuevo Mundo, como “higos de las Indias”,  siendo en sus desembarcos por Cádiz, Sanlúcar y Sevilla, los primeros puntos de aparición y posterior extensión. Todo el Mediterráneo será inundado desde Andalucía a partir del siglo XVI.

Tras la conquista castellana, los moriscos expulsados los llevarían hacia el norte africano donde se le conoció como “higo de los cristianos”, repitiéndose la misma admiración por sus propiedades alimenticias. Las propiedades antiescorbúticas atribuidas al higo chumbo harían que, durante los viajes de la armada española en el siglo XVIII, fuera uno de los alimentos indispensables en sus bodegas, introduciendo de esta forma su cultivo en numerosos países del sur de África, Asia y Australia. También en este mismo siglo misioneros franciscanos lo llevarían a tierras de Norteamérica, concretamente a California, donde se conoce actualmente como “misión cactus”.

 

 

    Estas culturas daban un valor muy importante a las propiedades medicinales de esta fruta, llegando a utilizar su jugo para bajar la fiebre, aplicando las pencas asadas a modo de cataplasma contra los dolores, inflamaciones y aplicándola para las molestias de muelas.

    Tras el descubrimiento del Nuevo Mundo por parte de los españoles, el higo chumbo fue uno de los primeros productos que se transportaron a España. Es posible que en aquellos momentos se denominara Higo de las Indias, aludiendo a su origen, denominación que ha quedado reflejada de manera parcial en su nomenclatura científica.

    Las similares características climatológicas de la Cuenca Mediterránea con el país de origen del higo chumbo propiciaron una veloz expansión por la ribera del Mare Nostrum a partir del siglo XVI.

 

 Las chumberas forman parte del paisaje mediterráneo y en Andalucía han proliferado, viéndoseles en los bordes de los caminos rurales o formando setos vivos entre parcelas de cultivos. No es de extrañar que las chumberas aparezcan en diferentes obras literarias de los escritores costumbristas del XIX que reflejaron en sus relatos los parajes de nuestro entorno. Por citar un ejemplo remitimos a Luís Coloma y especialmente a Fernán Caballero, la conocida escritora afincada en El Puerto de Santa María, quien en uno de sus cuentos, Juan Holgado y La Muerte, refleja una escena tragi-cómica en la que una mujer enferma, muere de un atracón de ”higos de tuna”, nombre con el que se conocía popularmente a estos frutos.

La forma popular de extraerlos de la penca, consiste en un artilugio de larga caña, en cuya parte superior se practican unas incisiones para abrirla a modo de “pequeño cesto”, colocando en su interior una piedra que asegura el hueco abierto a modo de pinza y lo necesario para que quepan los higos. Para quitarles las pinchas, se extienden los higos en un suelo de arena. Seguidamente removerlos con una escoba u otro utensilio generalmente de esparto y material herbáceo para eliminar las pinchas. Una vez sin pinchas, se realizan con un objeto cortante tres incisiones en el higo: dos en cada una de sus bases o coronas y otra que atraviesa su piel horizontalmente. Tras separar la piel, la pulpa o carne surge compl

 Las propiedades alimenticias de esta fruta también adquirieron importancia para los musulmanes residentes en la Península Ibérica tras la reconquista, ya que a primeros del siglo XVII, durante su marcha de España, la llevarían consigo al Norte de África denominándola "Higo de los Cristianos".

    Las propiedades antiescorbúticas atribuidas al higo chumbo harían que, durante los viajes por mar en el siglo XVIII, fuera uno de los alimentos indispensables en sus bodegas, introduciendo de esta forma su cultivo en numerosos países del sur de África, Asia y Australia.

    El higo chumbo esta compuesto en su mayor parte de agua, aportando además 65 calorías aproximadamente por cada 100 gramos de porción comestible.

    Se trata de un fruto rico en vitaminas, destacando el beta caroteno (vitamina A), niacina o vitamina B3, tiamina o B1, riboflavina o B2 y ácido ascórbico. Entre los minerales significativos se encuentran calcio, potasio y fósforo.

 

Producción actual

    Los países de América del Sur, México e Italia poseen en la actualidad abundantes cosechas de higos chumbos (incluso en México es utilizado su tallo a modo de verdura). A ellos se han unido en los últimos años otras zonas dentro de la franja climática templada o cálida, como Brasil, Estados Unidos (mayoritariamente en Texas), Sudáfrica, Marruecos y Túnez.

    La producción en la Región de Murcia de higos de pala registra cifras comprendidas entre las 185 y 210 toneladas anuales. Pero estos índices pueden ser engañosos, ya que la proliferación de palas o chumberas silvestres en los campos murcianos hace que una gran parte de su consumo provenga de la recolección de particulares, con números que no recogen los datos oficiales de la administración regional.  destinos-de-murcia-playas-rurismo-y-escapadas-fin-de-semana.jpg

 

 

 

 

 

 

 

       El higo chumbo en la cocina

 Si desea probar nuevos sabores, busque unos frasquitos pequeños que de la marca Argodey Fortaleza comercializan de “Crema de higo Pico” con manzana o sin manzana.


El higo pico es el higo chumbo, el que da como fruto los cactus, en este caso de Canarias. El llamado crema de higo de leche lleva higo pico e higo de leche, mientras que el de crema de higo pico lleva higo chumbo y manzana a partes iguales.

En el caso de la de higo pico es una mermelada suave, no muy dulce pues no lleva añadidos dulces para mantener su sabor natural en la medida de lo posible al ser una conserva. En el otro caso si que se le ha añadido algo de azúcar al no llevar la manzana que le confiere una dulzura natural. 

No es un producto fácil de conseguir fuera de Canarias, pero es sin duda un diferente sabor de mermelada, a la que cada día más se le intentan buscar nuevas posibilidades en la cocina.

gricele am 10.3.13 16:20


Werbung





Verantwortlich für die Inhalte ist der Autor. Dein kostenloses Blog bei myblog.de! Datenschutzerklärung
Werbung